Segunda Lectura

Hechos 13:16-17, 22-25

La Aparición del Mesías

¿Cómo has visto las navidades tomando vida?

16 Pablo, pues, se levantó, hizo señal con la mano pidiendo silencio y dijo: «Hijos de Israel y todos ustedes que temen a Dios, escuchen: 17 El Dios de Israel, nuestro pueblo, eligió a nuestros padres. Hizo que el pueblo se multiplicara durante su permanencia en Egipto, los sacó de allí con hechos poderosos.

22 Pero después Dios lo rechazó y les dio a David, de quien dio este testimonio: Encontré a David, hijo de Jesé, un hombre a mi gusto, que llevará a cabo mis planes. 23 Ahora bien, Dios ha cumplido su promesa: ha hecho surgir de la familia de David un salvador para Israel, ese es Jesús. 24 Antes de que se manifestara, Juan había predicado a todo el pueblo de Israel un bautismo de conversión. 25 Y cuando estaba para terminar su carrera, Juan declaró: «Yo no soy el que ustedes piensan, pero detrás de mí viene otro al que yo no soy digno de desatarle la sandalia.»

Desde el principio, los cristianos han proclamado siempre que Jesús era el Salvador, nacido de la casa de David según la promesa de Dios, y Aquel de quien Juan el Bautista dio testimonio. La lectura para la vigilia de navidad del libro de los Hechos de los Apóstoles profesa la creencia ultima y nos recuerda la razón por la cual nos reunimos para celebrar el nacimiento de Cristo.

“todos ustedes que temen a Dios” Podrían ser los griegos conversos o gentiles que adoraban a Yahveh. En el context de la sinagoga, Pablo se refería a los conversos, pero en el contexto de la audiencia de lectores, el autor, Lucas, se refería a los gentiles, como él mismo.

13:22 La cita de Pablo combinaba 1 Samuel 13:14, y el verso 89:20, e Isaías 44:28.

13:24 “metanoia” es arrepentimiento, un volverse a Dios Con mente, corazón, y estilo de vida.

Cuando Pablo predicaba, él modificaba su mensaje a su audiencia. A los gentiles, él les predicaba la resurrección y la nueva vida en Cristo. Pero, a sus paisanos, él enmarcaba las Buenas Nuevas de Dios a la luz de la historia nacional y el testimonio de aquellos en quienes el pueblo confiaba.

Estos versos del libro de los Hechos presentaba a Pablo, el judío predicando a los judíos. Él recordaba a su audiencia los años de Gloria para Israel, la liberación fuera de Egipto hasta el reino de David. Ambos eventos comunicaban la alianza de Dios, con su pueblo, con rey elegido. Pablo infería que las promesas de Dios responderían en un descendiente de Abraham y David, Jesús de Nazaret.

Observa la siguiente táctica de Pablo. Él giró hacia la persona de Juan el Bautista. Al mencionar el nombre del profeta del desierto y su bautismo, Pablo reconocía a su audiencia que estaba familiarizado con Juan y su mensaje. Tanto Pablo como el autor, Lucas, presumían que Juan tenía una reputación favorable entre la población judía de ese tiempo. Ellos no sabían el centro del mensaje del ministerio de Juan, la preparación para el Mesías que llegaba. Pablo simplemente conectaba a Jesús con el mensaje de Juan como otra prueba que el Cristo había llegado verdaderamente.

Historia y testimonio. Pablo argumentaba a cerca de Jesús de esas maneras. Nosotros, también, tenemos una historia cristiana que se extiende por más de dos mil años y multiplica los testimonios acerca del poder de Dios en las vidas de los seguidores de Cristo. Tanto la historia y el testimonio son pruebas de la aparición del Mesías. Ambos proclaman su presencia y nuestras vidas.

¿Cómo ha aparecido Cristo para ti en esta Navidad? ¿De qué Manera la historia cristiana y el testimonio de otros te ayudado a creer en su presencia?

Permiso de Uso

Todos los materiales que se encuentran en este sitio web son propiedad de Fr. Miguel Bonilla(Copyright 2004-2020). Los visitantes podrán utilizar cualquier porción del mismo para uso personal o para usarlo en cualquier ministerio sin fines de lucro financiero. Los materiales no podrán ser vendidos o usados para beneficio personal económico.