Vigilia Pascual

Primera Lectura: Baruc 3:9-15, 32 -4:4

QUIÉN ENCONTRÓ LA SABIDURÍA

¿Por qué a veces la sabiduría común es tan equivocada? ¿Quién es la persona verdaderamente sabia en nuestra sociedad?

9 Escucha, Israel, los mandatos de la vida, pon atención para que puedas discernir. 10 Israel, ¿por qué moras en tierra de enemigos Y
envejeces en un país extraño 11 donde te manchas con hombres impuros, y te cuentan entre los que van al abismo? 12 Es que dejaste la fuente de
la sabiduría. 13 Si hubieras seguido el camino de Dios, sería la paz tu morada para siempre. 14 Aprende dónde está la prudencia, la fuerza y
la inteligencia, para saber dónde están vida y largos días, tiempos alegres y paz. 15 ¿Quién ubicará la sabiduría y entrará a la bodega de
sus tesoros?

32 La conoce el que todo lo sabe, la descubrió con su inteligencia el que arregló la tierra para siempre, y la llenó de animales.

4,4: ¡Felices somos, Israel, pues sabemos nosotros lo que gusta al Señor! Biblia Latinoamericana

Estos versos representan una versión acortada de un salmo escrito a la sabiduría. Aun cuando este pasaje fue atribuido a Baruc, asistente del profeta Jeremía, el estilo de este salmo indica que fue escrito en el segundo siglo antes de Cristo, en hebreo. En ese tiempo, los judíos habían absorbido el vapor dado a la virtud de la sabiduría por una cultura griega dominante. De hecho, muchos escritores judíos emulaban la noción griega que la sabiduría tenía cierta clase de existencia separada de Dios. Más tarde, los escritores cristianos identificarían la Sabiduría como el “Espíritu.” Por cierto, la iglesia más grande hasta la de San Pedro fue construida en Constantinopla; lleva por nombre “Hagia Sophia” –Sabiduría Divina.

El autor de Baruc trató de responder la antigua pregunta que los judíos se hacían: ¿Por qué Dios permitió el exilio babilónico y la destrucción de la nación? A diferencia de los fariseos que contestaban la pregunta con estricto apego a la Ley, este autor apelaba a la falta de sabiduría de la nación. ¿Por qué los judíos vivieron como extranjeros en un mundo que no tenía vida para ellos? Ellos fallaron en seguir los caminos de la sabiduría encontrada en la Ley.

Dios creó el universo por medio de su sabiduría. De hecho, esa sabiduría parecía saturar la creación, y, la sabiduría fue su regalo para su pueblo por medio de los patriarcas. La Ley y los Profetas eran meramente manifestaciones externas de un legado mucho más grande. Las promesas hechas por Dios a los patriarcas eran sabiduría en sí mismas.

Así que, ¿Por qué Dios permitió el exilio? La respuesta era sencilla. El pueblo abandonó su tradición, su derecho de nacimiento, su sabiduría de Dios. Retornando a la Ley y escuchando a los Profetas era un paso hacia la sabiduría. Esta virtud que tenía su propia existencia era la Ley y los Profetas. Quienes perseguían la sabiduría lo hacía por medio de la Biblia. Este era la gloria del pueblo.

¿Qué es nuestra primera virtud espiritual? ¿La certeza de un dogma? ¿El alivio sicológico del perdón? ¿Hemos reducido la sabiduría a una virtud religiosa? ¿Dónde ubicas a la sabiduría en tu jerarquía de valores personal?