29 de Mayo del 2022

Llega el Señor al final de los tiempos para empezar su reino.

Todo el mundo necesita un poco de inspiración. Un levantamiento y una sensación de bienestar. El problema viene en la dirección de esa inspiración.

Primera Lectura

En este pericopio Jesús recuerda a sus oyentes que no solamente él prometió al Espíritu; pero también lo hizo su Padre. Juan el Bautista también profetizó a cerca del envío del Espíritu.

Salmo

Al rey de todas las naciones. —Llega el Señor al final de los tiempos para empezar su reino. Aquí se lo muestra subiendo a su Templo en Jerusalén. Ya no es solamente el Dios de un pequeño pueblo, de una Iglesia minoritaria: todos los pueblos lo reconocen. De alguna manera, esta subida triunfal empezó con la ascensión de Jesús resucitado.

Segunda Lectura

La mayoría de los eruditos creen que la carta a los Efesios fue escrita por un devoto de Pablo. Comienza con un himno que es una reminiscencia de una oración litúrgica de apertura para la acción de gracias. La primera sección de esta lectura es una oración por la iglesia para crecer en sabiduría y conocimiento por medio del poder del Cristo resucitado y ascendido. El resto del pericopio destaca al Cristo exaltado y glorificado. Cristo es Señor sobre sus propios fieles como también sobre el mundo, que todavía no lo reconoce.

Evangelio

En una pequeña habitación escondida en una parte olvidada de Jerusalén, algunos seguidores asustados de un rabino galileo estaban recibiendo una charla de ánimo. Un poco de inspiración. Pero el enfoque de la charla no estaba en ellos, sino en la gran obra que Dios estaba haciendo en medio de ellos.