Segunda Lectura

Domingo 25 del Tiempo Ordinario -C

Segunda Lectura: 1 Timoteo 2, 1-8

Sabemos muy poco acerca del contexto de la carta de Pablo a Timoteo. Esta carta es considerada una de las epístolas pastorales. Hay un gran debate en relación a la autoría de Pablo. La mayoría de los eruditos concuerdan que las pastorales probablemente fueron escritas por un discípulo de Pablo quien seguía la práctica acostumbrada de divulgar el mensaje de su maestro.

Algunos en la comunidad están sucumbiendo al gnosticismo; ellos creen que el conocimiento especial les da prominencia particular e importancia en la comunidad. La divinidad que tenemos que asumir es involucramiento en esas cosas de la sociedad que promueven la religiosidad y el bienestar humano.

Orar sin distinción de personas.

¿Para qué rezas con base a una rutina diaria? ¿Cómo le agrega calidad a tu vida esa oración?

1 Ante todo recomiendo que se hagan peticiones, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos, sin distinción de personas; 2 por los reyes y todos los gobernantes, para que podamos llevar una vida tranquila y en paz, con toda piedad y dignidad. 3 Esto es bueno y agrada a Dios, nuestro Salvador, 4 pues él quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento de la verdad. 5 Dios es único, y único también es el mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús, 6 que en el tiempo fijado dio el testimonio: se entregó para rescatar a todos. 7 Este es el mensaje del que Dios me ha hecho predicador y apóstol —yo no miento y es pura verdad—: enseño a las naciones en forma creíble y sin errores. 8 Quiero, pues, que en todo lugar donde los hombres estén orando levanten al cielo manos limpias de todo enojo y discusión.

La Biblia Latinoamericana

Este pasaje describe la vida en el reino de Dios y la administración y soporte de esa vida. Los ministerios esenciales para la construcción de la iglesia están articulados y la gente es exhortada a orar por los que tienen cargos de autoridad. Ninguna en cuanto a lo último fue una respuesta a la tensión entre cristianos que eran considerados incumplidores del derecho civil y las autoridades romanas. Al igual que el evangelio, la lectura de 1 Timoteo enfatiza la salvación de Dios para todos los pueblos. Yahveh es la única fuente de la verdad. La confianza y la oración sostendrán al pueblo de Dios en circunstancias opresivas.

¿Cuál sería el ideal de vida cristiana? El autor de 1 de Timoteo describe esta vida en términos de la paz, la piedad y la evangelización. El deseo de una vida pacífica es casi universal. El autor alienta a todos a rezar por su nación y sus líderes - incluso cuando se odia a los líderes- para que Dios bendiga a los fieles libres de persecución, hostigamiento y el perjuicio. Esta libertad permitiría a los seguidores del Señor a vivir un estilo de vida ético y a evangelizar.

El autor detalla un credo corto para subrayar la evangelización. La nota anterior examina las raíces judías del credo (Dios es uno) y el enfoque sobre el lugar y la actividad de Cristo; pone de relieve el credo - y la prioridad de la evangelización de la comunidad - en una declaración breve sobre el ministerio de Pablo. Él fue el Heraldo, el Apóstol y el maestro para los gentiles.

El autor terminó estos versos de la manera que los comenzó, con un llamamiento a la oración. El primer llamamiento es para la nación y sus dirigentes, el segundo es para la oración sin rencor. El primero es de sustancia, el segundo es para un estilo de oración dentro de la congregación.

Los comentarios del autor nos presentan un desafío. ¿Oramos por nuestros dirigentes - incluso los futuros líderes – para que podamos vivir en paz? ¿Oramos de una manera que estén libre de malicia? ¿O aislamos nuestra vida de oración y la protegemos de nuestras relaciones políticas y personales? Quizás no coincidimos con nuestros dirigentes, quizás no nos gusten algunos individuos en nuestra congregación; pero debemos orar por ellos y tratar de vivir en paz con ellos. Como declara el autor, dicha oración es buena, y Dios la acepta fácilmente.

¿Rezas por los dirigentes políticos y sociales? ¿Rezas para vivir en paz con tus vecinos, familiares y asociados - a pesar de que podrían irritarte o acosarte? ¿Oras para que Dios esté satisfecho con tu oración? Céntrate en estas cuestiones en tu vida de oración esta semana.