Segundo Domingo de Pascua -B

Primera Lectura: Hechos 4:32-35

Una Mente y un Corazón

32 La multitud de los que habían creído tenía un solo corazón y una sola alma; todo lo poseían en común y nadie consideraba suyo nada de lo que tenía. 33 Con grandes muestras de poder, los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús y todos gozaban de gran estimación entre el pueblo. 34 Ninguna pasaba necesidad, pues los que poseían terrenos o casas, los vendía, llevaban el dinero 35 y lo ponían a disposición de los apóstoles, y luego se distribuían según lo que necesitaba cada uno.

La Biblia Latinoamericana

4:32 "un solo corazón y una sola alma" El corazón, para la gente antigua, era el asiento de toda la actividad interior, tanto intelectual como emocional; de aquí el énfasis en la palabra "corazón". El alma también, podía ser traducido como "espíritu", o "soplo", aún "vida." La unidad del corazón y alma describiría el concepto Griego de "persona". La frase también expresaba una unidad de propósito y estilo de vida de la comunidad.

"ninguna persona poseía de suyo nada, pero todo lo poseían en común" no se refiere a un estilo de vida comunal exclusivo. Tenían un gran sentido de compartir las posesiones por el bienestar de los otros (de la misma manera que un vecino podía prestar sus herramientas). Aún el producto de la venta de una propiedad en 4:34 significaba diezmar las utilidades para el bien de la comunidad. Pero, la primitiva comunidad Cristiana funcionaba como una familia extendida. Y los apóstoles tenían el poder y las prerrogativas de ser los patriarcas de la familia. Así que ellos tenían algo que decir en los asuntos financieros de los miembros de la comunidad. 4:33 "con grandes muestras de poder" podía traducirse como "con vigor" o "con exitosos resultados."

En cualquier caso, el poder venía del Espíritu. “el gran favor (de Dios) estaba con todos ellos" podría traducirse también como "el gran favor (de la población en general) estaba en todos ellos." En el primer sentido, Dios bendecía la actividad de la comunidad.

En el segundo sentido, la reputación de la comunidad Cristiana crecía en la estima de la población. Ambos sentidos eran mutuamente exclusivos.

¿Qué significa realmente la palabra "comunidad"? ¿Cuál es nuestra apreciación o percepción de "comunidad?"

En los primeros capítulos de los Hechos, Lucas pintaba un retrato ideal de la Iglesia en Jerusalén.

Los primeros cristianos habían creado este "ideal" más bien para satisfacer las necesidades que por mera utopía.

Después de todo, muchos creyentes dejaron a sus familias para convertirse en el Cristianismo. Ellos se ataron, y juntos compartían sus posesiones e ingresos. Esto no era común, pero más bien como una organización fraternal. El amigo ayudando al amigo.[32]

Los Apóstoles líderes espirituales y de la organización del grupo. Ellos eran quienes distribuían los bienes a los pobres de la comunidad, de manera que pudieran vivir. Eventualmente, los Apóstoles ordenaban diáconos para cuidar de los pobres (las viudas y los huérfanos quienes eran los indigentes) Otra vez los necesitados. [33, 35]

El espíritu de unidad era expresado en la ayuda financiera. Los que "tenían" compartían con los que "no tenían". Observe que quienes tenían sus propiedad no eran forzados a venderlas para ayudar a la Iglesia; las ofrendas eran hechas libremente. Este asunto se repite luego en Hechos 5:1-10. [34]

Al igual que la primera comunidad cristiana, nuestras parroquias o asambleas están repletas de trabajo. Diferentes gentes con diferentes antecedentes ganando diferentes salarios con diferentes necesidades. Esta diversidad crea una tensión que puede romper la comunidad a tirones. O puede ser la chispa del crecimiento junto. Los recursos para el crecimiento están usualmente presentes. Es necesaria la apertura para que ese crecimiento suceda. El abrirse a los demás. El abrirse al Espíritu Santo.

¿Dónde ves el compartir entre los cristianos? ¿De qué manera te inspira ese compartir?