Segunda Lectura

Domingo de Ramos

Segunda Lectura, Filipenses 2:6-11

EL misterio del Hijo

En estas líneas Pablo aplica a Jesús la profecía del Siervo de Yavé que leemos en Is 52,1315: el Servidor, pasando por la humillación, alcanzará gloria. Pero, al recordarla, Pablo enfatiza sobre todo la libre decisión de Cristo que se despoja de todo, llegando a ser como nada; con esto le da al texto una significación nueva.

5 Tengan unos con otros los mismos sentimientos que estuvieron en Cristo Jesús: 6 Él compartía la
naturaleza divina, y no consideraba indebida la igualdad con Dios, sin embargo se redujo a nada, 7 tomando la condición de siervo, y se hizo semejante a los
hombres. Y encontrándose en la condición humana, 8 se rebajó a sí mismo haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 9 Por eso Dios lo engrandeció y
le dio el Nombre que está sobre todo nombre, 10 para que al Nombre de Jesús se doble toda rodilla en los cielos, en la tierra y entre los muertos, 11 y
toda lengua proclame que Cristo Jesús es el Señor, para gloria de Dios Padre.

La Biblia Latinoamericana

Durante los últimos 60 años, la mayoría de los eruditos bíblicos han visto este pasaje como un himno cantado en las primeras comunidades cristianas. Pablo adoptó –e incluso adaptó, la canción para su carta a los Filipenses. La forma original es debatida; algunos agrupan los versos en dos estrofas -6-8 y 9-11; otros agrupan los versos en tres estrofas -6-7a, 7b-8 y 9-11. Se desconoce si Pablo hizo adiciones o sustracciones al himno. El autor, las influencias y el fondo son especulativos; pero los versos reflejan la creencia primitiva cristiana que identificó al Cristo como el Siervo Sufriente de Isaías.

Observa que el himno comienza con lo divino: 2:6 y regresa a lo divino 2:9-11; pero, se centra en Jesús. El existía en Dios y no "no consideraba indebida" la divinidad. En su lugar, Jesús descendió al nivel de la humanidad. 2:7b-8 utiliza dos frases en torno el verbo "llegar a ser". En 2:7 c, se hizo semejante a los hombres, “encontrándose en la condición humana”, Jesús llega a tomar él mismo la forma de siervo, 2:7a. En 2:8b, "hacerse obediente hasta la muerte" remite a la humillación de Jesús -2:8a. El núcleo del himno utiliza el "vaciarse a sí mismo" para la encarnación y "humillarse a sí mismo" para la pasión, los dos pilares de nuestra fe en Cristo. Dios respondió con la resurrección -2:9a y 2:9b para la glorificación de Cristo. La respuesta del discípulo es el culto -2:10 y la profesión de fe -2:11.

Así que, ¿por qué los cristianos cantan este himno? Ellos adoran y profesan la fe en Cristo debido a la naturaleza del Salvador para entregarse a sí mismo y debido a la actividad de Dios. El Divino Hijo de Dios fue humilde desde su nacimiento hasta su muerte. Dios fue fiel a su Hijo y a sus discípulos. Él le dio a ambos la vida eterna.

¿De qué manera te sirve Cristo? ¿De qué manera te inspira su servicio para adorar a Dios? ¿Cómo honras el nombre de Jesús?