Segunda Lectura

Domingo 17 del Tiempo Ordinario

Segunda Lectura: Efesios 4, 17. 20-24

Revestirse siempre de una nueva persona

17 Declaro y doy testimonio en el Señor, de que no deben ustedes vivir como los paganos, que proceden conforme a lo vano de sus criterios.

20 Esto no es lo que ustedes han aprendido de Cristo; 21 han oído hablar de Él y en Él han sido adoctrinados, conforme a la verdad de Jesús. 22 Él les ha enseñado a abandonar su antiguo modo de vivir, ese viejo yo, corrompido por deseos de placer. 23 Dejen que el Espíritu renueve su mente 24 y revístanse del nuevo yo, creado a imagen de Dios, en la justicia y en la santidad de la verdad.

La Biblia Latinoamericana

4:17 "Paganos" es literalmente las naciones.

4:17 es parte de una oración más larga que continua hasta 4:19.

4:18-19 describía la condición de vida sin Dios: una inteligencia moral opacada, una dureza de corazón para Dios y para otros, una injustificable vida de deseos y placeres.

4:20-24 Esta oración larga es en realidad dos oraciones combinadas.

4:21 es la cláusula principal de la segunda oración con tres adverbios infinitivos en 4:22, 4:23, y 4:24; "(para) abandonarse" (4:22), "renovarse" (4:23), y "vestirse" (4:24) modifica "aprender (acerca) de EL" y "fueron adoctrinados en EL." En otras palabras, para oír y recibir verdaderamente las Buenas Nuevas de corazón requiere que uno abandone el pecado y el antiguo estilo de vivir, cambiar la mentalidad que uno tiene acerca de la vida, y convertirse en una nueva persona.

Este breve pasaje enfocaba sobre los contrastantes temas del Bautismo. Creencia falsa vs la verdadera fe.

Indisciplina vs altos estándares morales. El viejo hombre (mujer) vs el(a) nuevo(a). Los caminos del mundo vs los caminos de Dios.

Todos estos temas eran parte de las instrucciones dadas a los neófitos y era lo que esperaba la Comunidad Cristiana a quienes se habían unido. Estos temas explicaban el concepto de "metanoia," el cambio de mente, corazón y vida.

Hay dos claves que apuntaban hacia este pasaje como bautismal en carácter. El primero era temático. Tal como Jesús murió y se levantó a una nueva vida, el neófito se unía con Cristo en esa nueva vida. La muerte y la resurrección de Cristo fue la raíz causante de la metanoia en la vida del neófito. Cuando el nuevo cristiano recibía la fe, la comunidad asumía que tal fe tendría un efecto en la vida de él o de ella. Si no era así –el nuevo creyente vacilaba y caía en el pecado haciendo el mal o con malos hábitos, su fe podía ser cuestionada.

La segunda clave puede ser encontrada en 4:24: literalmente "vestirse" con la vestidura del nuevo ser –hombre o mujer..." Esto era una referencia a la vestimenta blanca que los neófitos vestían. Pero, ¿qué representa la vestimenta blanca? La vida nueva en Cristo, "el nuevo ser que ha sido creado por Dios en justicia y santidad de la verdad." En otras palabras, cuando los nuevos cristianos se vestían con la vestimenta blanca después del bautismo, ellos se revestían de Cristo mismo.

Un último punto que debemos tocar en este pasaje. El autor dio sus instrucciones a la comunidad de nuevos y sazonados creyentes. En otras palabras, el infería claramente que los temas del Bautismo sobre fe y cambio moral eran para durar toda la vida, para los tiempos recientes y los viejos. La metanoia debía ser un llamado continuo, no algo pasajero o hecho una sola vez." El Bautismo es para vivirse y revivirse cada día de la vida Cristiana.

¿Cómo hemos celebrado nuestro bautismo recientemente? ¿Tomas la pregunta anterior de todo corazón? ¿De qué manera has tratado de cambiar esta semana? ¿De qué manera el Señor ha fortalecido tu fe? ¿Dónde ves a Jesús trabajando en tu vida?