Segunda Lectura

2 Timoteo 1:8-10

Dios, no nos dio un espíritu de timidez.

Hay una norma social que dice “nunca discutas sobre política o religión. ¿Estás de acuerdo con ello? ¿Por qué?

8 No te avergüences, pues, del testimonio acerca del Señor ni de mí al verme preso. Al contrario,
sufre por el Evangelio, sostenido por la fuerza de Dios. 9 El nos ha salvado y nos ha llamado para una vocación santa, no como premio a nuestros méritos, sino
gratuitamente y por iniciativa propia. Esta llamada, que nos concedió en Cristo Jesús desde la eternidad, 10 acaba de manifestarse ahora con la aparición de
Cristo Jesús, nuestro Salvador, que ha destruido la muerte y ha hecho resplandecer en su Evangelio la vida y la inmortalidad.

La Biblia Latinoamericana

1:8-10 Esta frase comienza con una llamada a Timoteo en la cláusula principal -1:8; pero pronto exaltó la actividad de Dios, -1: 9: Dios nos salvó y nos llamó a una Vida Santa; 1: 10a:” Dios nos mostró su gracia en la aparición de Cristo.” El termina la frase con la actividad de Cristo 1:10b: “Cristo abolió la muerte e hizo brillar una luz" sobre la vida inmortal.

¿Cuál es el verdadero valor de la Buena Nueva? A veces quienes crecimos en la Iglesia –o, al menos en una cultura cristiana –tomamos el evangelio por sentado. Está tan tejido en la fábrica de la vida que es fácil pasar por alto su poder.

Pero, ¡el evangelio tiene poder! Nos ha relacionado no sólo como la vida, muerte y resurrección de Cristo, nos ha mostrado la mente de Dios. La intención de Dios para darnos una nueva vida, ¡aun desde el principio de los tiempos! Cuando Cristo resucitó de entre los muertos, "arrojó una luz" sobre la vida, luz que él deseaba para todas las personas: una vida inmortal en Cristo.

Tanto como podríamos desear esta vida, no podemos lograrla por nuestra propia cuenta. Nosotros no podemos engañar a la muerte. Nosotros no podemos trascender las limitaciones de esta vida para la gloria de la siguiente. Sólo Dios puede hacer esto, y quiere hacerlo por nosotros. El poder de Dios y su deseo de utilizar su poder para nosotros se llama "gracia", un regalo de Dios.

Porque la Buena Nueva nos dice los pensamientos y las intenciones de Dios. Es controversial. La gente no quiere escuchar, porque su mensaje es cambiar de vida. Hace demandas igual que promesas. La gracia de Dios puede ser un regalo, pero ejercerlo significa que hay que dejar de lado el interés propio y hacer la voluntad de Dios. Algunos están avergonzados por el mensaje. Otros están dispuestos a someterse a cualquier prueba para difundir el mensaje. Tal es el poder de la buena nueva.

Entonces ¿Cuál es el verdadero valor de la Buena Nueva? Vamos a examinar la pregunta de otra manera. ¿Estamos dispuestos a sufrir por ella? O bien, ¿nos alejamos para no compartirla? Cuando sepamos las respuestas a estas preguntas, sabremos la potencia de las buenas nuevas en nuestras vidas.

¿Cuándo fue la última oportunidad que tuviste para compartir tu fe? ¿Qué pasó?

Permiso de Uso

Todos los materiales que se encuentran en este sitio web son propiedad de Fr. Miguel Bonilla(Copyright 2004-2020). Los visitantes podrán utilizar cualquier porción del mismo para uso personal o para usarlo en cualquier ministerio sin fines de lucro financiero. Los materiales no podrán ser vendidos o usados para beneficio personal económico.