Septimo Domingo
Tiempo Ordinario

Jesús no ha venido a abolir la ley de Dios, sino a darle plenitud. Por eso, la Iglesia nos enseña que Dios ha seguido una "pedagogía" para manifestarnos quién es él y qué pide de nosotros. Dios se comunida gradualmente al hombre, lo prepara por etapas para acoger la Revelación sobrenatural que hace de sí mismo y que culminará en la Persona y la misión del Verbo encarnado, Jesucristo.

Primera Lectura

Mientras que la antigua ley prescribía amar al amigo tanto como a uno mismo, el salmista nos dice que....

Salmo

El Señor es compasivo y misericordioso.

Segunda Lectura

y San Pablo evoca nuestra grandeza ya que pertenecemos a Cristo, el Espíritu Santo habita en nosotros y somos templos de Dios.

Evangelio

... la ley de Jesús añade que debemos amar incluso a nuestros enemigos.