Primera Lectura

Sirácides 15: 15-20

La opción correcta

¿Cómo sabes que estás tomando la decisión correcta?

15 Si tú quieres, puedes observar los mandamientos; está en tus manos el ser fiel.
16 Ante ti puso el fuego y el agua: extiende la mano a lo que prefieras. 17 Delante de los hombres están la vida y la muerte, a cada uno se le dará lo
que ha elegido.
18 ¡Qué grande es la sabiduría del Señor,! ¡qué fuerte y poderoso es él! El todo lo ve. 19 Su mirada se posa en los que le temen; conoce todas las
acciones de los hombres. 20 A nadie le ha pedido que sea impío, a nadie le ha dado permiso para que peque.

La Biblia Latinoamericana

El libro de Sirach fue el único libro de la literatura de la Sabiduría cuyo autor podía ser nombrado. Jesús ben Sirach (en hebreo, Jeshua ben Sira) escribió su tomo como un libro de texto de liderazgo para sus estudiantes en Jerusalén antes de la revuelta macabea. Este libro abarcó el asesoramiento social y la exhortación moral, así como las pautas religiosas. El texto se esforzó por responder a la pregunta, ¿cómo puedo vivir como una persona fiel en una cultura que puede ser extraña, incluso hostil a mi fe? (Debido a los detalles que su nieto traductor escribió en el prólogo, los eruditos asumen que Ben Sira escribió su obra en 180 a.C. cuando los sirios helenísticos controlaban Judea y empujaban una cultura griega a la población.)

Vivir en un mundo multicultural presenta opciones y esto no fue menos cierto para los lectores de Sirach. Tenían que elegir entre los encantos de un estilo de vida griego y una vida fiel a los mandamientos. Sirach presentó la elección como una entre la vida y la muerte, el bien y el mal. La obediencia a la Ley de Dios condujo a Dios mismo. Si su Ley parecía irrazonable o incómoda, uno debía recordar que Dios era más sabio que la humanidad, su poder era ilimitado, su conocimiento era universal. Él ve a cada persona como es y sabe más de lo que cualquier persona puede soñar.

Por supuesto, vivimos en un momento diferente, en un lugar diferente y en una cultura diferente a la de los judíos bajo el control de los reyes sirios, pero la elección fundamental sigue siendo la misma. ¿Buscamos a Dios o cedemos a los encantos del mundo? A veces, la elección puede ser clara; a veces, la elección puede ser turbia. Si buscamos la voluntad de Dios, el consejo de los sabios y la paz de conciencia sobre las pasiones del deseo, podemos estar seguros de que tomamos la mejor decisión que pudimos. Y, en la mayoría de los casos, tomamos la decisión correcta.

¿Cómo buscas la voluntad de Dios sobre tu propia voluntad? ¿Cómo buscas a los sabios en tu vida? ¿Qué tan exitoso has sido al decir "No" a tus deseos?

Permiso de Uso

Todos los materiales que se encuentran en este sitio web son propiedad de Fr. Miguel Bonilla(Copyright 2004-2019). Los visitantes podrán utilizar cualquier porción del mismo para uso personal o para usarlo en cualquier ministerio sin fines de lucro financiero. Los materiales no podrán ser vendidos o usados para beneficio personal económico.