Segunda Lectura

Domingo 28 del Tiempo Ordinario -Ciclo A

Segunda Lectura: Filipenses 4, 12-14. 19-20

El Secreto de Vivir

¿Cuál dice la gente que es la clave de la felicidad? ¿Qué crees que te hará feliz?

>12 Sé pasar privaciones y vivir en la abundancia. Estoy entrenado para todo y en todo momento: a estar satisfecho o hambriento, en la abundancia o en la escasez. 13 Todo lo puedo en aquel que me fortalece. 14 Sin embargo, hicieron bien en compartir mis pruebas. 19 Mi Dios, a su vez, proveerá a todas sus necesidades, según su inmensa riqueza en Cristo Jesús. 20 Gloria a Dios, nuestro Padre, por los siglos de los siglos. Amén.

La Biblia Latinoamericana

En 4:10-11 y 1-18, Pablo agradeció a la comunidad de Filipo su generosidad. Cuando Pablo tuvo la necesidad de apoyo material, los creyentes en esta iglesia respondieron. Pablo mostró su aprecio, pero también utilizó la oportunidad de enseñar a su audiencia el secreto de una vida feliz.

Pablo vivió en el camino y sufrió por sus esfuerzos misioneros. Había visto su fortuna pasar de bueno a malo y volver. Parecía anticipar este ciclo de escasez y abundancia que ocurría una y otra vez. Sin embargo, esa perspectiva no disuadió al apóstol de su predicación, porque tenía una fuente de fortaleza mayor que su propia fortaleza. Dios le había dado a Pablo este ministerio, y obtuvo el poder de esa llamada. Al ser envalentonado y empoderado por la llamada de Dios, esperaba que otros se instaran también. Debido a que los filipenses compartían fe y comunión con Cristo, ellos también podían vivir los malos tiempos y disfrutar de los buenos tiempos como bendición.

Para Pablo, el secreto de una vida feliz estaba en las manos de Dios. Nosotros también encontraremos la felicidad cuando el llamamiento de Dios se convierta en nuestra pasión por vivir.

Repasa esta semana. ¿Cómo has respondido a la llamada de Dios? ¿Tu experiencia se fue empoderando o drenando? ¿por qué?